domingo, septiembre 10, 2006

Memoria reciente o selectiva


En la víspera del 5º centenario del 11-s no hay forma de escaparse a la tormenta informativa en torno al tema. Otro aniversario de la gran tragedia para demostrarnos que sí tenemos memoria, que no nos podemos olvidar de una catástrofe de este calibre. No, si no nos olvidamos aunque queramos, si no se puede, no nos dejan. Y me parece bien. Sin embargo, ¿por qué se nos ha quedado grabada a cuchillo esta fecha y no otras? ¿qué tipo de memoria catastrófica tenemos los occidentales? ¿reciente, selectiva, impuesta, interesada?
"Cuando escuchamos los recuerdos de los sobrevivientes nos damos cuenta de que es muy dificil transformar esos recuerdos en memoria colectiva. Y no es mera casualidad que el idioma, por lo menos ciertos idiomas, tengan palabras distintas para estos dos conceptos que no son lo mismo. Una cosa es recuerdo y otra es memoria (en francés souvenir y mémoire, en inglés recollection y memory)"-Conferencia dictada el 7 de agosto de 2002 en la Fundación Memoria del Holocausto. Dr. David Bankier.
Es domingo, hace un sol incondicional que me ruega que salga a verlo y lo disfrute recostada en la tumbona de mi jardín mientras me broncea y me hace más hermosa. Pues no puedo, porque mañana es El Aniversario y, desgraciadamente para mí, sólo hoy vuelvo a tener memoria. Sí, porque es eso, sólo un par de días de memoria selectiva y ala, regreso a la amnesia hasta el próximo aniversario exprimido hasta el último aliento de voz y pluma. Sin embargo, hoy quiero que mi memoria se expanda y la vuestra también. Si la tragedia del 11-s y el 11-m es la favorita por la memoria nacional y occidental, yo voy a añadir otras fechas: 6-Ag, 6-Ab, 30-J, 5-F, 16-S, 19-S, 23-S, etc..., tocados y hundidos.
- Hiroshima y Nagashaki.
EEl 6 de agosto de 1945, la ciudad japonesa de Hiroshima, situada en Honshu, la isla principal del Japón, sufrió la devastación, hasta entonces desconocida, de un ataque nuclear. Los daños fueron inenarrables, pero la verdadera tragedia fue la pérdida de vidas humanas. Hiroshima, con una población de 350 mil habitantes, perdió instantáneamente a 70 mil y en los siguientes cinco años murieron 70 mil más a causa de la radiación. En Nagasaki, donde había 270 mil habitantes, murieron más de 70 mil antes de que terminara el año y miles más durante los siguientes años. Se calcula que en total murieron cerca de 250 mil personas.
- Rwanda.
En agosto de 1995 tropas zaireñas intentan expulsar a los desplazados a Ruanda. Catorce mil personas son devueltas a Ruanda, mientras que otras 150.000 se refugian en las montañas. Más de 500.000 personas fueron asesinadas y casi cada una de las mujeres que sobrevivieron al genocidio fueron violadas. Muchos de los 5.000 niños nacidos fruto de esas violaciones fueron asesinados. Véase la película Hotel Rwanda.
- Genocidio armenio.
Del 23 al 24 de Abril de 1915 fueron detenidos, deportados a Anatolia y asesinados unos 650 dirigentes armenios de Constantinopla. A partir de entonces, se dio la orden de deportación de la población civil, desde las zonas de guerra en el Cáucaso, hacia los centros de reinstalación, en los desiertos de Siria y Mesopotamia. El mismo esquema de arresto y asesinato de los líderes y de los hombres mayores de 15 años, así como la deportación del resto de la población -mujeres, ancianos y niños-, hacia los desiertos de Siria, se repitió en todos las localidades armenias.
Muchos pensaréis "¡Ala! ¿dónde vas? un poco más y te vas a la expulsión de los moriscos por los RRCC?" Ya, pero he aplicado la memoria selectiva y la reciente. Ocurrió en el mismo siglo en que nací y aún puede haber algún hijo de supervivientes. Por consideración con ellos, lo incluyo.
- Genocidio camboyano.
El
genocidio camboyano fue ejecutado por el régimen de los Jemeres Rojos, el partido político que gobernó la llamada Kampuchea Democrática de ideología maoista entre 1975 y 1979, con una concepción de revolución radical. Durante el tiempo del gobierno de los Jemeres Rojos desaparecieron entre dos y tres millones de personas, por lo cual se constituyó en 2006 un Tribunal internacional para llevar a cabo el Juicio a los Jemeres Rojos en 2007.
- Las madres de la Plaza de mayo
. La guerra sucia en Argentina. CCD La perla. CCD La mansión Seré. Se ha calculado que “desaparecieron” entre 20 y 30 mil personas. Había mujeres “subversivas” que estaban embarazadas en el momento de su detención y, cuando daban a luz, los militares las mataban y entregaban a sus bebés a las familias de militares o de funcionarios ligados a la dictadura.
- La masacre de Sierra Leona.
El punto de partida se sitúa en 1991. El entonces presidente del país, Joseph Momoh, intervino en la guerra civil que se estaba librando en Liberia, apoyando a una de las partes, las fuerzas regionales del Ecomog. Charles Taylor, líder del principal grupo guerrillero liberiano, decidió vengarse y propició la creación de una guerrilla en la zona oriental de Sierra Leona: el FRU (Frente Revolucionario Unido). Estos rebeldes, liderados por Foday Sankoh, alias Papi, han intentado, desde entonces, hacerse con el poder aterrorizando a la población civil.- Enero de 1999 fue el mes del resurgir de la violencia. Los rebeldes del FRU se dirigieron y llegaron a entrar en Freetown, la capital, dejando tras de sí un reguero de cadáveres, mujeres violadas, y niños sin labios, brazos o piernas. Exigían la puesta en libertad de su líder, Sankoh, quien estaba en prisión desde 1997, acusado de tráfico de armas. Tras una cruenta guerra, se firmó la paz en julio en Lomé (Togo), recibiendo los propios rebeldes puestos en el Gobierno.
- Matanzas de Sabra y Chatila. El 16 de septiembre
al anochecer y en una ciudad bajo control militar israelí, unos 200 milicianos falangistas dirigidos por Elie Hobeika, sucesor de Gemayel, se adentran en los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila, situados en las afueras de Beirut. Su misión era localizar posibles guerrilleros en retirada de la OLP y desarmarlos, pero lo que sucedió en realidad fue una masacre de palestinos, la inmensa mayoría civiles indefensos, que se prolongó durante más de 30 horas.
Y no nos olvidemos del Conflicto de Darfur.
-Segunda guerra del Congo. Esta guerra se inició en 1998
y terminó formalmente en el 2003 cuando asumió el poder un gobierno de transición. Los combatientes provenían de nueve países africanos (además de veinte facciones armadas), transformándola en el conflicto continental más grande que se tenga noticia. Conocida como la Guerra Mundial Africana o la Gran Guerra de África, provocó la muerte estimada de 3,8 millones de personas, la mayoría de ellas por hambre y enfermedad.
Y no nos olvidemos de lo que ocurrió en Costa de Marfil.
-Guerra civil en Costa de Marfil. "La de Costa de Marfil es una de esas innumerables guerras olvidadas contra las que nadie se manifiesta por la simple razón de no estar implicadas en ellas los Estados Unidos de América"

En fin, que ahí queda eso, y seguro que mucho más, en mi memoria reciente y selectiva. Y ahora, me voy a recostarme en mi tumbona a seguir con mi exámen de conciencia mientras el sol me broncea.



6 comentarios:

Goly Eetessam dijo...

Y el genocidio del pueblo kurdo-iraní, perpetrado por Irak durante la guerra entre ambos países, con la ayuda de su anterior aliado, EE.UU., y realizado con bombas químicas fabricadas en España.

Beatriz Russo dijo...

Gracias Goly, no se me había olvidado.Son tantas que no acabaría nunca, pero agradezco que mi memoria enlace con vuestras conciencias y se añadan a mi post.

noremorse dijo...

cielo, perdóname la frivolité, pero mi blog se ha perdido en los abismos, para mi disgusto.

me he mudado a
http://desprendimientos.wordpress.com/

porfi, cambia el link.

jo, qué depre, dos años de posts por el retrete.

Beatriz Russo dijo...

Ahhhh! qué catástrofe Auri. A una amiga le ocurrió lo mismo y pudieron recuperarlo. Ten paciencia. Ahora mismo me hago una copia de seguridad de todos mis archivos.

Ánimo

Amor dijo...

Estoy completamente de acuerdo, pero el corazón me traiciona: ¿no te sucede a ti? ¿Por qué me eché a llorar con las bombas de Londres de julio y el otro día con el documental sobre el 11-S, y sin embargo las muertes de todos los días de Irak no me emocionan? Ojo: no me estoy justificando, solo te cuento lo que siento. ¿Es solo por manipulación de la información o por ver más cercano lo de Londres o Nueva York? Pero no te quepa duda en absoluto sobre lo que pienso: los occidentales no valemos más que los demás, y la vida de un niño de Etiopía es tan valiosa y sus derechos tantos como los del papa o Bush. ¿Y por qué, si es así, no se actúa en consecuencia? Un beso fuiertísimo, Bea, de tu poeta,
Amor

Beatriz Russo dijo...

Pues supongo que será cuestión de empatía. Cuando explotó el concorde yo lloré a rabiar por mis compañeros de vuelo y siempre que hay un accidente aéreo lloro por la tripulación. No lo puedo evitar. Y en el 11-s también me ocurrió lo mismo. Después se añadieron las demás lágrimas.
Quizás veas oriente más lejano. A mí me duelen más los débiles.¡Qué le voy a hacer!