martes, marzo 27, 2007

Mi suerte


Hoy llueve y yo sigo en la cama mirando el jardín; las hortensias ya están naciendo y el laurel ha florecido. El laurel me lo regalaron mis padres, los más superticiosos del mundo. Y esto me hace pensar en que yo no tengo nada que ver con mi logros en la vida. Cuando estudiaba en la universidad aprobé sólo porque mi madre encendía unas velas mientras me examinaba. No sé si atribuírles al santo de las ampollas en los codos y al santo de las noches en vela mis buenas notas, pero lo cierto es que las velas de mi madre siempre han funcionado. O yo siempre consigo lo que quiero o las velas de mamá vaca son la pera. Con Gaviota ocurría lo mismo. Una vez Gaviota rompió con un novio que no convencía mucho a mamá vaca. Cuando Gaviota llegó a casa se fue directa a la cocina a preguntarle a mamá vaca si ella tenía algo que ver con su ruptura. Mamá vaca me miró primero a mí y después a ella y le dijo: hija, no sería el hombre de tu vida.
No sé de dónde se sacaron mis padres que el laurel en la puerta de una casa protege. Un día aparecen en casa con el superlaurel y me tocó sacrificar una abelia maravillosa para dejarle el sitio al árbol. Por aquel entonces yo tenía muchos problemas con la casa (demasiados) y el laurel me protegió. De pronto todo se fue solucionando hasta que se acabó la mala racha. Vale, vale, mamá vaca, tu laurel tiene poderes y mis gestiones no tuvieron nada que ver. Mamá vaca es muy convincente. Una vez salió a comprar con el monedero en la mano, no sabía qué bolso escoger y acabó llevándose sólo el monedero. "Total parar ir en frente". Antes de entrar en la tienda se encontró con una vecina y se pusieron a charlar. Mamávaca no sabía qué hacer con el monedero y se lo colocó debajo del brazo. De pronto pasa un chico joven por su lado y se lo roba. El chico estaba entrando en el coche, cuando de pronto mamá vaca comienza a pedirle a gritos que le tire las llaves que están en el bolsillo pequeño del monedero, que tiene que entrar en casa y su marido no está. El chico la mira, abre el monedero riéndose a carcachadas y le lanza las llaves de casa. Mamá vaca le dio las gracias y todos contentos. Qué le vamos a hacer, es así.
Este fin de semana también ha sido maravilloso, pero lo cuento después, que ya es hora de levantarme de la cama y prepararme un café.

13 comentarios:

Sonia dijo...

Sigo pensando que tienes que hacerle un blog a tu madre!!!
Que te lo dicte por teléfono!!!
Besos
PD: Dile a Mamá vaca que QUIERO UNA VELAAAAAAA!!!!

Beatriz Russo dijo...

Sí, ella debería tener un blog, que es más divertida. Pero, aún no he hablado de mi padre, que es la bomba, cultivando tréboles de cuatro hojas para la suerte de sus niñas. Si a mi madre la debería haber descubierto Almodóvar, a mi padre Jeunet.
Le diré lo de tu vela, pero tiene que saber para qué (aunque creo que lo hace por cotillear).

Monica dijo...

Tu madre tiene razón, por lo menos en lo del laurel. Lo que menos me encaja en esta historia de meigas es el origen andaluz de la protagonista...menos mal que no es gallega!: http://centros.edu.aytolacoruna.es/sfxabier/loureiro.htm

siento que esté en gallego, no encuentro nada parecido en castellano. Aunque así también tiene su encanto.

Beatriz Russo dijo...

Como te oiga Mamá Vaca, te muerde. Ella es de lo más CASTIZO del mundo. Madrileña de pura cepa.Si fue portada del ABC vestida de chulapa. Papá toro es el granaino, vecino de nuestro Federico.
De todas formas,no sé de dónde le viene este meiguear, si no tiene nada que ver con los gallegos.
Muchas gracias por la información, Choupa, a ver si se me pega la clarividencia del laurel.

Amor dijo...

qué lujos, ordenador en la cama
beso, preciosa,
santi

Beatriz Russo dijo...

Es mi ibookito blanco, el más hermoso del mundo. Dormimos juntos.
Besones

Anónimo dijo...

Oye no olvidemos las velas eh, que en mi caso (por cierto a un santo granaino) también funcionaron siempre muy bien, se va llevar todo el mérito el laurel!

Dicho lo cual, más que nada Bea yo quería agradecerte, aunque tarde, tú "hospitalidad" el día del recital. Me senti muy comodo (pese que escuhaba voces "mira ese es él que se creyo lo de...")y me encantó.
Pezsimpático

pez simpático

Beatriz Russo dijo...

Gracias a ti por acompañarme, aunque ése no es el tipo de recitales que doy ni en forma ni en modo.

Anónimo dijo...

Estaré atento entonces a ver si puedo ver otro. Gracias de todas formas, fue un placer tambien verte de nuevo.
josé

Anónimo dijo...

Alloro, orbano,romolino,slaverno,aurar,alru,levràno... ANEDDOTI E CREDENZE: In Grecia, prima di vaticinare la Pizia, e gli indovini in genere, masticava o bruciava foglie d'alloro per accentuare le qualità divinatorie. Tenere alloro in casa o addosso significava avere la protezione di Apollo, cui la pianta era sacra. Dice la mitologia che la ninfa Daphne, per sfuggire ad Apollo che la concupiva, chiese a Giove di trasformarla in pianta, e lui la mutò nell'alloro. Dice la tradizione che l'alloro non è colpito dai fulmini, e preserva dai medesimi le case dove è piantato, per il rispetto che Giove portava alla ninfa. La cristianità ha mantenuto il simbolo spirituale dell'alloro. Da Daphne ancora deriva il nome con il quale la pianta è chiamata tra Grecia, Albania e Jugoslavia: "dafina".

Beatriz Russo dijo...

Ti ringrazio tanto, non sai il piacere di legere le tue parole.
Un abracio forte, caro amico anonimo.

juliosantiago dijo...

Mamá Puri, mi madre, también ponía velas por los seres queridos ausentes y para ver cumplidos todos los sueños de los presentes.
A pesar del matiz religioso, a mí la luz de la vela siempre me llevó a la comunión de los cuerpos desados...

Beatriz, gracias por tu cariño y tu palabra.

Beatriz Russo dijo...

Gracias a ti,Julio,
ya sabes que la liturgia de las velas se emplea en lo sagrado y el placer de la carne(también el del solomillo argentino de la tierra de nuestro querido amigo Fiorilli)conlleva uno de los rituales paganos más sagrados que conozco.
Un abrazo y suerte